Nos encontramos en la época de la globalización, la globalización es un proceso histórico que trata sobre la integración mundial en los ámbitos político, económico, social, cultural y tecnológico con la idea de convertir al mundo en un lugar cada vez más interconectaado, algo así como una aldea global. El punto principal de la globalización era precisamente que existiera una conexión entre los diferentes países del mundo, pues con tanta distancia y tanta separación existia el riesgo de que las cosas fueran totalmente diferentes en cada lugar, esto fue lo que dio lugar a la globalización, esta es el resultado de la consolidación del capitalismo, de los grandes avances en la tecnología y de una creciente necesidad de expansión del flujo comercial mundial. Uno de los impactos más grandes de la globalización se ha visto en los aspectos económicos, pues permite que mercados de países externos se instalen y compitan con el mercado interno de un país.

Aunque como ya se mencionó, el propósito principal de globalización era derrumbar las barreras entre países, en el ámbito económico no todo pinta color de rosa, pues los mercados de países primermundistas como Estados Unidos principalmente, compiten contra mercados nacionales, en este caso con el mercado mexicano y esto provoca que las personas opten más por consumir del mercado externo, dejando el interno de lado, lo que se traduce en contribuir y mejorar la economía de otros países, dejando de lado la nuestra, lo cual provoca que haya menos ingresos para el México y más para países externos y esto es algo de lo que no todas las personas estamos conscientes, nosotros solamente nos vemos atraídos por los productos y consumimos, sin siquiera darnos cuenta de lo mucho que estamos afectando nuestro país, nuestra economía y nuestro bien vivir. 

Es por esto que hoy en día se están dando mucho el “consume local”, para crear consciencia sobre las afectaciones que está teniendo nuestro país debido a que solemos consumir productos externos. 

Así que es importante que hablemos sobre empezar a consumir productos mexicanos y es que las empresas mexicanas también son muy buenas y tienen productos de alta calidad que se encuentran triunfando a nivel internacional, por ejemplo: 

Grupo Bimbo

Bimbo es una de las empresas mexicanas más conocidas, de hecho es la empresa panificadora con más éxito de mexico y ahora ha logrado llegar al mercado internacional donde también está logrando posicionarse. Esta fue fundada en 1945 y ahora opera en 24 países de América, Asia, África y Europa, empleando aproximadamente a 130,000 personas. 

La Costeña

La Costeña es otra de las empresas mexicanas más famosas, esta comenzó como una pequeña tiendita en la Ciudad de México  en 1923, y ahora tiene ganancias de aproximadamente 6,000 millones de pesos por año y exporta a más de 50 países. Cotnando con plantas en el Estado de México, Sinaloa y San Luis Potosí. 

Aparte de las grandes empresas también existen otras empresas y distribuidoras pequeñas, desde distribuidores de articulos religiosos en México, distribuidora de productos de belleza en México, distribuidora de alimentos en México, entre muchas otras de las cuales podemos consumir.