Uno de los principales requisitos que solicitan las instituciones financieras para otorgar un préstamo es el estado de buró de crédito o el historial crediticio. Se trata de un reporte que permite a la empresa dar cuenta del estado financiero en el que se encuentra el cliente, sus antecedentes y comportamientos de pago. Un mal historial crediticio es uno de los principales motivos por los que se niegan los créditos. Además, conocer nuestro estado en buró de crédito permite darnos una idea de nuestra salud financiera y de esta manera poder identificar posibles fallos para modificar nuestra conducta. Todas las personas tenemos derecho de revisar de manera gratuita una vez al año nuestro estatus de historial crediticio en empresas como Buró de crédito. Para obtener tu status solo necesitas los siguientes documentos:

  • Registro Federal de Contribuyentes (RFC)
  • Comprobante de domicilio
  • Estado de cuenta bancario

Una de las principales causas para formar un mal historial crediticio es la desinformación, de acuerdo con un artículo titulado ¿Por qué hay mexicanos con mal historial crediticio? publicado por el medio de comunicación Forbes, en una encuesta realizada por las empresas de servicios financieros ComparaGuru.com y Feebbo, el 35% de los mexicanos confesó tener un mal historial crediticio. Algunas de las principales causas son las siguientes:

  • 50.7% por no pagar a tiempo la tarjeta de crédito
  • 18.31%  por deuda con el plan de celular
  • 15.49% por no pagar a tiempo un préstamo
  • 15.49% no especifica razón de su deuda

Como se puede vislumbrar en las cifras, no ser puntual con el pago de tarjeta de crédito, con el pago de préstamos y las deudas con telefonía móvil son tres de los motivos más comunes para tener un mal historial crediticio. Aunque ello no significa que sean daños irreparables e incorregibles y que estés destinado a estar en la lista negra en el buró de crédito, enseguida te compartimos 5 tips para mejorar tu buró de crédito y estrenar casa.

Esperamos que esta información haya sido valiosa para ti y puedas lograr mejorar o mantener tu historial crediticio.