A pesar de que tal vez no sea de nuestro agrado, es necesario que se paguen los impuestos; unos optan por pagarlos a tiempo para que no haya problemas con el SAT u otros deciden mejor ignorarlos o pagarlos hasta que se conviertan en prioridad. Tenemos que tener en cuenta de que no es una buena idea ignorar un aviso de SAT, principalmente cuando se trata acerca de un adeudo o alguna irregularidad que se presenta en tu cuenta. Las personas que laboran dentro de esta organización tienen el propósito de estar al tanto de las cuentas para que aquellas personas que tienen deudas las paguen, pero muchas veces con la ayuda de un despacho jurídico Tijuana, es posible reducir la deuda.

Las notificaciones del SAT son enviadas a aquellas personas que presentan:

  • Depósitos sin aclaraciones.
  • Problemas con la aduana, ya sea por cuestiones de mercancía.
  • Cuando hay económicamente gastas más de lo que ganas.
  • Cuando hubo alguna simulación de alguna operación.

Dependiendo de la falla que detecte el SAT, será el grado de alerta de la notificación, independientemente de si es por una cosa “mínima”, siempre se debe de atender las situaciones del SAT, porque si se evitan lo único que se logrará es que le problema vaya creciendo, teniendo un impacto directo con la situación fiscal de la persona. Es recomendable que para este tipo de situaciones se cuente con un abogado que pueda asesorar a la persona para saber qué hacer en este tipo de casos. Entonces…

¿Qué podemos hacer si nos llega una notificación?

El propósito principal por el que vas a recibir una notificación del SAT es para que cumplas con las obligaciones fiscales a las que estás relacionado, es decir, a que se esté al tanto de los pagos. Si no pagan a tiempo estos pagos mensuales, se irá a acumulando dentro de la cuenta multas que sumarán más dinero o que pueden ocasionar problemas mayores.

Si la notificación menciona que es necesario acudir a las oficinas, es necesario que no se tome a la ligera y simplemente ignorarlo. Normalmente este tipo de alertas del SAT, son enviadas por correo electrónico junto con los documentos donde mencionan la causa por la que necesitan de la presencia de la persona. En este caso, antes de acudir, es importante que se analicen detalladamente los documentos, esto puede ser en compañía de una persona especializada en el tema para que se pueda especificar la razón de la alerta. 

Por otro lado, dentro de correo, te determinarán fechas específicas en donde se atenderá el caso, por lo que es necesario que se recurra a las oficinas dentro de este periodo. En caso de que llegue una alerta por algo que ya se pagó, lo mejor es no esperar más e ir al SAT que se encuentre más cerca de la dirección de tu domicilio, esto con el propósito de aclarar la situación y eliminen la multa por la que se está sentenciando la persona.

Recuerda que es de suma importancia que no se ignoren las notificaciones provenientes de las oficinas de SAT, porque al hacer esto, puede ocasionar problemas que difícilmente podrán solucionarse.